Banner Ad

Blog

  • Venezuela y la parálisis de UNASUR

    March 12, 2014

    by Víctor M. Mijares and Luis L. Schenoni

    La estabilidad interna de Venezuela es un tema relevante a la agenda política latinoamericana. La revolución bolivariana, cargada del ímpetu de su discurso anti-imperialista, puso a la disposición de la región recursos y voluntad para la materialización de un proyecto conjunto. Sin embargo, hace más de un mes que la violencia política y la represión aumentan en Venezuela. El fracaso económico del país petrolero se manifiesta en una inflación galopante y desabastecimiento, alta criminalidad y un próspero mercado de armas ilegales. La desesperación de la clase media comienza a permear a los más pobres, y la ausencia de un líder carismático ya no puede ser compensada con incrementos del gasto público.

    Era de esperarse que este mes los principales mecanismos internacionales encargados de  gestionar este tipo de crisis—o bien la Organización de Estados Americanos (OEA) o la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR)—se activasen.

    Suramerica aparenta estar paralizada: El embajador panameño, Arturo Valliarino, convocó ante la OEA una reunión de cancilleres para tratar el tema de Venezuela. Rápidamente, el embajador venezolano, Roy Chaderton, bloqueó los intentos de reunión. El canciller venezolano, Elías Jaua, entonces acusó a Panamá de seguir la agenda de Washington para perjudicar la imagen del gobierno de Venezuela y alentar una intervención. Justo después de una reunión privada del consejo permanente de la OEA—y coincidiendo con los actos del primer aniversario de la muerte de Hugo Chávez—Nicolás Maduro rompió relaciones con Panamá.

    Read More

    Tags: UNASUR, OEA, Venezuela



Like what you're reading?

Subscribe to Americas Quarterly's free Week in Review newsletter and stay up-to-date on politics, business and culture in the Americas.