AQ Feature

Reducir los homicidios: qué funciona y qué no

Nuevos presidentes se posesionarán a lo largo de América Latina en 2018 y estarán buscando políticas efectivas para reducir los homicidios.
marielle
Cris Faga/Nurphoto via Getty Images

Este artículo fue adaptado de la edición impresa de AQ sobre como reducir los homicidios an América Latina

Read in English | Ler em português

Nuevos presidentes tomarán posesión a lo largo de América Latina en 2018 y estarán buscando políticas efectivas para reducir los homicidios. Aquí hay una lista de opciones recopiladas por AQ con la asesoría de expertos en seguridad de la región. Muchas evidentemente funcionan. Otras pueden tener un efecto positivo para la sociedad, pero su impacto sobre la tasa de homicidios todavía no es claro. Una ha fracasado evidentemente. En general, es claro que años de experimentar e investigar han dado un panorama claro de lo que los gobiernos deben (y no deben) hacer.

Control de armas | Reforma policial | Despliegue militar | Campañas basadas en género | Vigilancia inteligente | Vigilancia comunitaria | Liberalización de la droga | Mediación de conflictos

Control de armas 


En qué consiste

Aumentar la edad legal para comprar un arma de fuego, restringir cómo y cuándo los civiles pueden llevar armas e implementar programas que fomenten la entrega voluntaria de armas, entre otras tácticas.  

Quién lo ha intentado

Brasil: En 2003, el Congreso aprobó una ley de desarme que restringía la compra de armas de fuego y prohibía a la mayoría de civiles llevar armas en público. Las ventas de armas cayeron en un 90 por ciento entre 2000 y 2008.

El Salvador: En 2005, un programa piloto realizado en dos municipios creó restricciones para poseer armas e invitó a quienes tenían armas a entregarlas.

Colombia: La ciudad de Medellín implementó el Plan Desarme en 2004, un plan que combinó un programa de entrega de armas con campañas de culturización en contra de la posesión de armas.

Resultados

Los resultados fueron mixtos en los dos municipios salvadoreños, en los que los homicidios se redujeron en un 49 y 47 por ciento respectivamente en los primeros cinco meses. Sin embargo, posteriorimente la tasa volvió a aumentar. Medellín, por su parte, redujo su tasa de homicidios casi a la mitad en 2004, el año en el que implementó el Plan Desarme. La tasa de homicidios cometidos con armas de fuego se redujo en un 11 por ciento en Brasil en el año después de que el llamado estatuto de desarme fuera implementado, según algunas estimaciones, pero sigue siendo alarmantemente alta. 

Funciona? 

Regresa

Reformas internas en la policia 


En qué consiste

Enfocarse en reducir la corrupción creando estándares más altos para oficiales y despidiendo a los corruptos. También puede incluir cambios a los salarios, beneficios o capacitaciones de los oficiales.

Quién lo ha intentado

Honduras: En su primer mandato, el presidente Juan Orlando Hernández expandió una iniciativa de reforma a la Policía que comenzó en 2012 al establecer una comisión especial para "purgar y transformar" a la fuerza de arriba abajo en 2016. Otras iniciativas para modernizar a la Policía incluyeron la inauguración en 2016 de un nuevo campus para entrenar a oficiales de policía. Ese año, el presupuesto para los salarios y los fondos de jubilación de la policía incrementaron (en un 52 por ciento), como también se aumentaron los requisitos para convertirse en oficial. Los candidatos ahora necesitan un diploma de bachillerato para entrar a la fuerza.

Estados Unidos: Después de obtener el quinto puesto entre las ciudades estadounidenses con la tasa de homicidios más alta en 2012, el departamento de policía de Camden, New Jersey, reinventó su imagen, redujo su personal y sus salarios y adoptó un cambio con el que se enfocó en la vigilancia comunitaria, con énfasis en transparencia y la construcción de confianza entre ciudadanos y oficiales.

Argentina: En 1998, la policía de la provincia de Buenos Aires descentralizó, desmilitarizó y transformó el entrenamiento y el reclutamiento de sus oficiales.

Brasil: En 1995, el gobernador del estado de Río de Janeiro dio una muestra de cómo no reformar los pagos de la policía. Cuando les ofreció bonos a oficiales que demostraran "valentía", los asesinatos de civiles cometidos por policías se dispararon.

Resultados

La reforma adecuada puede traer resultados positivos. Después de que Honduras hiciera su reforma, su tasa de homicidio cayó en un 50 por ciento en menos de cinco años. Y en su primer año la comisión de "purga" de Hernández despidió a más de 4.400 oficiales de la Policía Nacional, mientras que los homicidios se redujeron en un 26 por ciento. En la provincia de Buenos Aires, un nuevo gobernador en 1999 dio marcha atrás al compromiso de la policía con los cambios, probando que la reforma policial no es inmune a la política.

Funciona? 

Regresa

Despliegue militar 


En qué consiste

Desplegar soldados armados para atacar el crimen cuando las fuerzas de la policía no se dan abasto. Aunque esta estrategia suele entenderse como temporal, la presencia militar puede continuar si las fuerzas policiales no cuentan con el personal o los recursos necesarios para combatir el crimen efectivamente.  

Quién lo ha intentado

México: En 2006, el entonces presidente Felipe Calderón desplegó a las fuerzas armadas federales para luchar contra el crimen organizado en lo que representó una fuerte intensificación de la guerra contra las drogas. Su sucesor siguió sus pasos. El presidente Enrique Peña Nieto firmó una ley polémica en diciembre de 2017 que le dio el poder a los militares de luchar contra el crimen doméstico.

Brasil: En febrero, el presidente Michel Temer, que se enfrentaba a una tasa de aprobación baja, les ordenó a los militares que se ocuparan de las operaciones de seguridad en el estado de Rio de Janeiro, donde la violencia había aumentado en 2017. Fue el despliegue militar más amplio desde que la dictadura acabó en 1985.

El Salvador, Honduras, Colombia y otros también han desplegado a su policía militar.

Resultados

Aunque las encuestas registran altos niveles de confianza en los militares en la región, la evidencia vincula su intervención en vigilancia con violación de derechos humanos más que con una disminución de los homicidios. Entre 2006 y 2010, las quejas contra el ministerio de defensa de México en la Comisión Internacional de Derechos Humanos aumentaron en un 677 por ciento. Mientras tanto, el uso que le ha dado Temer a los militares no ha reducido el crimen. En sus primeros cuatro meses, las balaceras y los asesinatos en los que estuvieron involucrados policías aumentaron en 36 y 34 por ciento, respectivamente, según las mediciones de un grupo. 

Funciona? 

Regresa

Campañas basadas en género 


En qué consiste

Enfocarse en las amenazas específicas que enfrentan las mujeres a causa de su género. La región lidera el mundo en feminicidios, o asesinatos causados por género. En respuesta, las campañas que se enfocan en la violencia de género (usualmente en un nivel transnacional) ha proliferado en años recientes.  

Quién lo ha intentado

En toda la región: La campaña #NiUnaMenos busca crear consciencia y políticas públicas para proteger a las mujeres. El movimiento comenzó en Argentina en 2015 y desde entonces se ha esparcido por toda la región.

Costa Rica aprobó la primera ley específicamente contra el feminicidio de América Latina en 2007. Desde entonces, la mayoría de gobiernos de la región han aprobado leyes similares.

Bolivia: En 2011, la ONG Fundación Construir se asoció con cuatro comunidades rurales para crear consciencia sobre la violencia de género, reforzar los servicios para las mujeres y empoderar a las mujeres para que defiendan sus derechos.

México: Las alertas de género son una medida de emergencia que el ministerio del interior de México ha implementado desde 2015 en municipios que enfrentan niveles altos de feminicidios. Las alertas les proveen a los gobiernos locales recursos federales para investigar y combatir las causas de la violencia de género.

Resultados

Los movimientos populares como #NiUnaMenos han presionado a los legisladores a aprobar o reforzar políticas de género, pero su impacto es difícil de medir. El número de feminicidios registrados en Argentina alcanzó el récord más alto en 2013, un año después de que la ley de feminicidios fuera aprobada. En México, los expertos han pedido una reevaluación de las alertas de género, ya que los datos muestran que los feminicidios han aumentado tanto nacionalmente como en los estados con municipios que hacen parte del programa. En Bolivia, el programa Construir educó a más de 11.000 personas sobre la violencia contra las mujeres, pero los datos no pueden mostrar su impacto directo sobre los feminicidios, cuya tasa se redujo un año después del proyecto, pero luego volvió a aumentar. 

Funciona? 

Regresa

Vigilancia inteligente


En qué consiste

Usar datos para tomar mejores decisiones de políticas públicas contra el crimen. Por ejemplo, un estudio reciente de cinco países latinoamericanos realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo encontró que la mitad de todos los crímenes ocurren en tan solo el 3 al 8 por ciento de cuadras de una ciudad. Al asignar recursos basándose en los patrones geográficos de los homicidios, la policía debería tener más posibilidades de prevenirlo.

Quién lo ha intentado

Colombia: El Plan Cuadrantes es una iniciativa de vigilancia comunitaria que fue lanzada en ocho ciudades en 2010 y que usa el extenso sistema de datos de crímenes georreferenciados de la Policía Nacional.

Guatemala: En 2016, el Ministerio de Gobernación identificó los municipios más violentos del país con una estrategia enfocada a desplegar recursos de orden público donde eran más necesitados.

Estados Unidos: El sistema CompStat revolucionó la vigilancia en New York al rastrear delitos graves y menores y responsabilizar a la policía según esos números.

Brasil: En 1999, el ministerio de seguridad pública de São Paulo inauguró Infocrim, una base de datos que crea un mapa de los crímenes en tiempo real.

México: En 2008, la Ciudad de México comenzó a usar un sistema digital para rastrear y evaluar a miles de oficiales de la policía.

Resultados

Un estudio en Colombia descubrió que, cuando las unidades de patrulla estaban armadas con información de cuándo y dónde habían sido cometidos crímenes anteriormente, los homicidios se reducían en un 22 por ciento. Los homicidios en Guatemala cayeron en un 4 por ciento entre 2016 y 2017 y casi en un 16 por ciento en los primeros cuatro meses de 2018. El crimen se ha reducido en un 75 por ciento desde el comienzo de CompStat, que inspiró a proyectos como Infocrim en Brasil y el sistema de desempeño de la policía en la Ciudad de México.

Funciona? 

Vigilancia comunitaria


En qué consiste

Priorizar las relaciones entre los oficiales de policía y las comunidades que atienden, a quienes se les da una voz en el proceso de vigilancia. Implementar programas para construir lazos fuertes entre las fuerzas policiales y la población general para prevenir el crimen.

Quién lo ha intentado

Nicaragua: Algunos ven el compromiso de Nicaragua con una vigilancia comunitaria innovadora, que incluye programas de rehabilitación juvenil y empoderamiento femenino, como un legado de la revolución de 1979.

Ecuador: En 2011, Ecuador comenzó a expandir su fuerza policial comunitaria, enviando más agentes a pie o en bicicleta a comunidades y volviendo a entrenar a sus oficiales. El país aumentó más del doble su gasto en seguridad, invirtiendo 83 millones de dólares en 10 nuevas unidades de policía comunitarias (UPC). En 2012, la Policía lanzó un nuevo programa que permite que los usuarios de celulares puedan conectarse con las UPC locales con tan solo un botón.

Brasil: El programa Sigue Vivo (Fica Vivo), inaugurado en 2002 en Belo Horizonte, mostró que las organizaciones no gubernamentales pueden aliviar las tensiones entre jóvenes y policías. El programa ofrece cientos de talleres para personas entre los 12 y los 24 años de edad y ahora opera en todo el estado de Minas Gerais.

República Dominicana: El programa Barrio Seguro se enfoca particularmente en crear confianza entre la policía y las comunidades de las áreas más violentas de Santo Domingo.

Resultados

Despite having Central America’s lowest GDP per capita, Nicaragua boasted the region’s lowest homicide rate in 2017. The same year, Nicaraguans’ trust in the police was slightly higher than the regional average, although this may decrease after police cracked down on anti-government protesters this year. Ecuador’s homicide rate fell from 15.4 per 100,000 in 2011 to just five per 100,000 in 2017 — the second-lowest in Latin America. The main challenge with community policing is securing buy-in from police, who often see their authority as being challenged.

Funciona? 

Regresa

Liberalización de la política de drogas


En qué consiste

Acabar con la persecución legal a los usuarios de ciertas drogas, como la marihuana. Los recursos antes usados para esta persecución se pueden invertir mejor atacando los homicidios o enfocándose en tratar a adictos. Otra estrategia, la legalización completa, puede quitarle su financiación a los carteles.

Quién lo ha intentado

Portugal despenalizó el uso de todas las drogas en 2001.

Uruguay legalizó la producción, la distribución y el consumo de marihuana en 2013.

México despenalizó la posesión de pequeñas dosis de ciertas drogas, incluyendo la marihuana y la cocaína en 2009.

Brasil: Cambios legislativos en 2002 y 2006 llevaron a la despenalización parcial de drogas para uso personal, reemplazando condenas a prisión por tratamientos obligatorios y servicio comunitario.

Estados Unidos: Diez estados y la ciudad de Washington permiten la marihuana recreativa, mientras que otros 20 estados permiten su uso medicinal. California, la economía más grande del país, permite la marihuana recreativa.

Resultados

La liberalización de la política sobre drogas puede tener efectos positivos, pero todavía no es claro cuál es su efecto sobre los homicidios. La despenalización, por ejemplo, ayudó a Portugal a reducir drásticamente las muertes por sobredosis y las infecciones de VIH y hepatitis, pero no los homicidios. Un estudio descubrió que los homicidios de hecho aumentaron en un 40 por ciento entre 2001 y 2006. Los homicidios en Uruguay han aumentado desde 2011 y el primer trimestre de 2018 tuvo un máximo histórico. Un expresidente dijo que la legalización de la marihuana "trivializó" el uso de las drogas en general. Mientras tanto, en Estados Unidos, un estudio descubrió que los asesinatos relacionados con drogas bajaron en un 41 por ciento en los estados con leyes que permiten el uso de la marihuana y que comparten una frontera con México.

Funciona? 

Regresa

Mediación de conflictos


En qué consiste

Intervenir con individuos, entre pandillas, o entre organizaciones criminales y el gobierno. En los últimos dos casos, esa mediación puede requerir de concesiones que suelen ser impopulares.

Quién lo ha intentado

El Salvador fue testigo en 2012 de una excepcional tregua entre su pandilla más grande, la Mara Salvatrucha (MS-13) y su pandilla rival, Barrio 18. El gobierno desempeñó un rol tras bambalinas en las negociaciones entre los líderes de las pandillas.

Colombia: El polémico acuerdo de paz del gobierno con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, que el Congreso aprobó después de que los ciudadanos lo rechazaran en las urnas, muestra qué tan difícil puede ser negociar con un grupo criminal odiado.

Estados Unidos: El Proyecto Cese al Fuego (Project Ceasefire) en Chicago, que identificó y asesoró a individuos con alto riesgo de involucrarse con la violencia, inspiró a Curar la Violencia (Cure Violence), una ONG con la misión de tratar la violencia como una epidemia. Curar la Violencia se ha convertido en un movimiento global.

Jamaica: En 2002 nació la Iniciativa de Administración de la Paz (Peace Management Initiative, o PMI) con financiamiento del gobierno nacional. La PMI trabaja para interrumpir ciclos de venganza entre pandillas rivales. Algunos dicen que el programa representa la primera vez que el gobierno le ha pedido a la sociedad civil que ayude a reducir la violencia, aceptando el fracaso de la represión policíaca.

Venezuela: Muchos programas intentan prevenir la violencia al proveer alternativas, como empleos a hombres en riesgo. El Proyecto Alcatraz ubica a voluntarios, usualmente de pandillas rivales, en un programa de dos años en el que usa la labor física y el rugby para aislarlos de influencias negativas. 

Resultados

La tasa de homicidios de El Salvador se redujo a la mitad después de la tregua, que finalmente se deshizo después que de la Corte Suprema destituyera al ministro de defensa que ayudó a negociarla. Después de que el Congreso aprobara el acuerdo de paz en 2016, la tasa de homicidios en Colombia siguió disminuyendo y llegó a su punto más bajo en cuatro décadas. Un estudio examinó siete de las áreas en las cuales se enfocó el Proyecto Cese al Fuego y descubrió que las balaceras se habían disminuido en seis de ellas. En Jamaica, la participación de la PMI en comunidades se relacionó con una disminución de los homicidios, pero los expertos aún son cautelosos en no darle todo el crédito al proyecto. El proyecto Alcatraz dice que su trabajo le ayudó a su municipio a reducir su tasa de homicidios en un 79 por ciento en sus primeros 10 años.

Funciona? 

Regresa

--

O'Boyle es un editor senior para AQ

ABOUT THE AUTHOR

Brendan O'Boyle is a senior editor at Americas Quarterly, where he writes about Latin American politics, tells stories with graphics and manages the publication’s social media presence. Brendan has been featured as an expert on Latin American issues in various outlets, including The Washington Post, Televisa and El País.

Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.




Like what you're reading?

Subscribe to Americas Quarterly's free Week in Review newsletter and stay up-to-date on politics, business and culture in the Americas.