aqlogo_white X
Politics, Business & Culture in the Americas
Countries   |   About    |   Subscribe   |   Newsletter
aqlogo_white

Banner Ad
AQ Feature

10 Personas Que (Algún Día) Reconstruirán Venezuela: El Líder Extranjero

La China de Xi Jinping muestra gran interés en el futuro de Venezuela.
xi_top
Edwin Montilva/Reuters

El Capitán de la Industria | El Músico | La Emprendedora 
La Educadora El Experto en Petróleo El Político El Economista
La Humanitaria | El Activista de Derechos | El Líder Extranjero


Este artículo fue adaptado de la edición impresa de AQ sobre Venezuela después de Maduro. | Read in English

De entre todos los no venezolanos con poder de decisión sobre el futuro de Venezuela, el líder chino Xi Jinping podría ser el más importante.

El XIX Congreso del Partido recientemente lo ascendió y luego le dio la opción de reelegirse indefinidamente. Y ahora Xi ha consolidado su poder más agresiva y efectivamente que cualquier líder chino desde Mao Zedong, un desarrollo crítico a la vez que China intenta descifrar sus siguientes movidas en Venezuela.

La historia de la intervención china en Venezuela ya se conoce bien. Beijing le prestó a Caracas decenas de miles de millones de dólares para asegurarse el acceso a su petróleo. Esos fondos han sido despilfarrados y robados, primero por Hugo Chávez y ahora por Nicolás Maduro y sus secuaces. Hoy Venezuela no está solo en bancarrota, también enfrenta una disminución en su producción de petróleo y está vendiendo sus activos desesperadamente para poder pagar su deuda. En respuesta, China ha suavizado algunos de los términos originales de sus préstamos, pero Beijing sigue requiriendo que la deuda sea pagada con envíos de crudo. Mientras tanto, no se vislumbra dinero nuevo para el gobierno de Maduro desde China, al menos en el futuro cercano.

Entonces, ¿Por qué es tan importante Xi para la recuperación de Venezuela?

Porque a nadie, ni siquiera a China, le interesa que Venezuela colapse. Al contrario de Rusia, China no está tan interesada en la política por encima del suelo; China quiere los recursos que están debajo del suelo. Estratégicamente, China necesita que el petróleo venezolano fluya y que se reversen las vertiginosas disminuciones de producción de los últimos años. Esto no ocurrirá con el gobierno actualmente a cargo en Caracas.

Por lo tanto, a Beijing le interesa que Venezuela se embarque en una transición política hacia un gobierno más representativo, competente y sostenible. Y sólo Xi tiene la autoridad para diseñar esa movida, quizás a través del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, o de otro organismo internacional, una vez que se dé cuenta de que un apoyo explícito, o incluso tácito, a Maduro, va en contra de los intereses económicos estratégicos de China.

La transición no sólo será de naturaleza política. Algunos analistas dicen que Venezuela podría necesitar 50.000 millones de dólares por año por 10 años para realmente lograr recuperarse.

Occidente no está particularmente dispuesto a entregar un paquete tan grande. Pero Xi podría hacerlo, particularmente si un plan para la recuperación venezolana es administrado a través de los bancos AIIB o BRICS, ambas instituciones financieras lideradas por chinos, dentro del contexto de la Iniciativa del Cinturón y la Ruta de Seda china. Estratégicamente, esto aseguraría el acceso chino al petróleo venezolano. Le arrebataría parte de su iniciativa hemisférica a Estados Unidos. Y establecería de una buena vez la relevancia de una estructura financiera global alternativa liderada por China. Este enfoque sería completamente coherente con el deseo de Xi de demostrar globalmente que los sistemas democráticos occidentales no pueden ser considerados superiores a los sistemas políticos autoritarios.

La conclusión: China tiene los recursos y Xi tiene el poder para garantizar una recuperación venezolana. Las democracias occidentales no pueden movilizar recursos de la misma manera. En la batalla de sistemas e ideas globales que se aproxima, Venezuela puede ser un caso de prueba, con Xi como su principal protagonista.

--

Farnsworth es el vicepresidente de AS/COA

ABOUT THE AUTHOR

Eric Farnsworth is vice president of the Americas Society and Council of the Americas in Washington, DC. 

Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.


Like what you're reading?

Subscribe to Americas Quarterly's free Week in Review newsletter and stay up-to-date on politics, business and culture in the Americas.