aqlogo_white X
Politics, Business & Culture in the Americas
Countries   |   About    |   Subscribe   |   Newsletter
aqlogo_white

Banner Ad
AQ Feature

AQ Top 5 Visionarios Urbanos: Horacio Rodríguez Larreta

Un alcalde encuentra los recursos y el ingenio para revivir su ciudad.
larreta
El alcalde durante la inauguración de nuevas calles en la zona de Villa 31 de Buenos Aires.
HORACIO RODRÍGUEZ LARRETA/FLICKR

Este artículo está adaptado de la más reciente edición impresa de AQ. Read in English

BUENOS AIRES – Durante décadas, vivir aquí fue un ejercicio de suprema nostalgia.

La Belle Époque de los años 20 y 30, cuando Buenos Aires era una de las ciudades más adineradas del mundo, contrasta con su presente de edificios a punto de derrumbarse, aceras destruidas y parques abandonados. Durante el colapso económico de principios de la década de 2000, ejércitos de recicladores revolvían basureros y los desempleados bloqueaban las calles en señal de protesta durante horas en varias ocasiones. Una vez, mientras visitaba un mercado de pulgas, vi a un grupo de residentes que comenzó a llorar al ojear fotografías en blanco y negro, retratos de los días gloriosos de la ciudad. “¡Mira lo que perdimos!” exclamó uno de ellos.

Hoy en día la economía está en crisis nuevamente. Sin embargo, Buenos Aires goza de un renacimiento y podría decirse que se ha granjeado un lugar en el grupo de las principales ciudades latinoamericanas más idóneas para vivir, gracias en parte a su alcalde itinerante, Horacio Rodríguez Larreta. Pese a lo limitado de los recursos financieros el alcalde de 52 años y egresado de la Escuela de Negocios de Harvard, él ha coordinado grandes inversiones en infraestructura, ha creado una fuerza policial nueva más numerosa y altamente capacitada, y está trasladando meticulosamente los servicios de la ciudad a zonas históricamente ignoradas como Villa 31, la villa miseria más grande de Buenos Aires.

Con esto, Rodríguez Larreta ha logrado lo que parecía imposible: ahora se pueden encontrar porteños que creen que los mejores días de la ciudad están por venir. “Tengo que reconocer que no recuerdo otro momento en el que la ciudad haya tenido una mejor cara”, confesó María Binotti, de 83 años, clienta habitual del emblemático café La Biela. “Han hecho un muy buen trabajo”.

Rodríguez Larreta visita un programa contra el acoso escolar.

¿Cómo sucedió esto? “Creo que la clave es una gestión adecuada”, comentó Rodríguez Larreta a AQ. “La administración de la ciudad había sido muy deficiente y la verdad es que generamos muchos ahorros mediante la austeridad, para poder usar ese dinero como inversión”. Buenos Aires ha recortado drásticamente sus gastos actuales y a mediados de 2018 dedicaba un asombroso 35 por ciento de su presupuesto a la inversión, un aumento con respecto al 20 por ciento de 2014 y que sin duda constituye un récord para una ciudad moderna. “Por eso ves que la ciudad está creciendo por todos lados”, indicó, refiriéndose a las obras en construcción. “Hemos puesto mucho más énfasis en los proyectos públicos”.

Este enfoque surgió de la necesidad. Entre 2007 y 2015 la ciudad no recibió prácticamente ninguna ayuda federal para inversión a consecuencia de las disputas políticas entre Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner, quienes eran respectivamente alcalde y presidenta. Durante ese período, Rodríguez Larreta fue el jefe de gabinete de Macri y se encargaba de la mayor parte de los asuntos cotidianos del gobierno de la ciudad. No obstante el éxito que catapultó a Macri hacia la presidencia en 2015, el dinero ha continuado escaseando. La reciente recesión y la caída de los ingresos fiscales ha obligado a la ciudad a seguir dependiendo de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo o de iniciativas creativas y de relativo bajo costo.

Los esfuerzos de la ciudad para promover el uso de las bicicletas es un ejemplo de esto último. En lugar de simplemente pintar líneas de demarcación en las calles (como lo hace normalmente la Ciudad de Nueva York), Buenos Aires ha creado más de 140 millas (unos 225 kilómetros) de ciclovías, así como también un programa gratuito para compartir bicicletas administrado por la ciudad. “¿Por qué es gratuito? Porque para la ciudad, el beneficio que una persona deje estacionado el auto y use una bicicleta, supera con creces el costo”, explicó Rodríguez Larreta. “Es la mejor inversión que podríamos hacer”. Desde 2009 el uso de bicicletas se ha multiplicado por siete y ahora representa más del 3 por ciento de todos los viajes.

Esta cifra es aún baja. Pero también han sido beneficiados una abrumadora cantidad de residentes de la ciudad que utilizan el transporte público o automóviles particulares. El proyecto Metrobús, que creó vías exclusivas para autobuses en la avenida más emblemática de Buenos Aires (emulando iniciativas similares llevadas a cabo en Bogotá y en Curitiba, Brasil), fue un triunfo y no solamente para la ingeniería civil, sino un cambio en el paradigma cultural de una ciudad conocida por su escepticismo frente a las nuevas construcciones. Las inversiones en nuevas vías para el tren subterráneo han generado un aumento del 50 por ciento de los pasajeros en los últimos dos años y medio, lo que equivale a 1.5 millones de pasajeros diarios. El programa “ciudad a escala humana” del alcalde da primacía al peatón por encima de los automóviles y eliminó el tráfico automotor en largos tramos del centro de la ciudad.

Escuche a Larreta hablar en un evento de AQ en Buenos Aires el 31 de octubre.

El resultado es una ciudad en la que -sin tomar en cuenta las zonas de construcción, por supuesto- el tráfico fluye mejor que antes y los residentes se sienten más sanos. Esta es la receta para atraer y construir una fuerza laboral capacitada y no por casualidad Buenos Aires posee la concentración más alta de empresas tecnológicas de toda Latinoamérica y es el hogar de cuatro de los seis “unicornios” de la región, las empresas emergentes de propiedad privada cuyo valor se calcula que asciende a más de mil millones de dólares. En una época en la que los alcaldes de toda la región se enfrentan a la dificultad de prepararse para la transformación de los mercados laborales a causa de la creciente automatización, Rodríguez Larreta ya ha trazado un plan. Los alumnos de las escuelas públicas tienen acceso a tabletas desde el preescolar en adelante. En función de las recomendaciones de las empresas de software de la ciudad, los recién graduados de secundaria también tienen acceso a capacitación profesional para prepararse para posibles trabajos en el campo de la programación informática.

“La ciudad le está apostando al capital humano y especialmente a la industria creativa” afirmó el alcalde.

Algunos de los críticos de Rodríguez Larreta alegan que tales iniciativas son demasiado ostentosas y que no se ha concentrado lo suficiente en la clase trabajadora de la ciudad. Sergio Abrevaya, legislador de la oposición, asevera que no ha hecho prácticamente nada para mejorar el acceso a la vivienda económica, por ejemplo. “La ciudad se está volviendo muy costosa para mucha gente”, señaló. Rodríguez Larreta argumenta que todavía hay mucho espacio para construir y que el aburguesamiento no constituirá un verdadero problema para Buenos Aires “durante al menos unos 30 a 50 años más”. Asimismo, ha abordado lo que las encuestas señalan como la principal inquietud de los residentes de la ciudad: la delincuencia, mediante la redistribución de los efectivos policiales que ahora ocupan menos cargos administrativos y la implementación de un bono salarial de entre el ocho y el 10% para los funcionarios que patrullen las calles.

En efecto, uno de los principios operativos fundamentales de Rodríguez Larreta es recorrer él mismo las calles. “Tengo una de las oficinas más lindas de la ciudad, pero jamás me encontrarás allí”, confesó el alcalde con una sonrisa. Nos reunimos en La Biela, y algunos residentes nos interrumpieron varias veces para presentar quejas u ofrecer otro tipo comentarios. “Supongo que sería más fácil si tuviéramos muchos recursos”, apuntó Rodríguez Larreta. “Pero me encanta estar aquí, donde se desarrolla la acción”.

ABOUT THE AUTHOR

Brian Winter is editor-in-chief of Americas Quarterly magazine and the vice president for policy at Americas Society/Council of the Americas. A best-selling author and columnist, Brian is a leading expert on Latin America and a frequent speaker for international media and events.

Facebook   |   
Like what you've read? Subscribe to AQ for more.
Any opinions expressed in this piece do not necessarily reflect those of Americas Quarterly or its publishers.


Like what you're reading?

Subscribe to Americas Quarterly's free Week in Review newsletter and stay up-to-date on politics, business and culture in the Americas.